ARMAEL

 

EÓN FANEROZOICO

LA EVOLUCIÓN DE LA VIDA: CUNA DEL ALMA

 

La evolución biológica. Movimientos geológicos. Clasificación del Eón Fanerozoico. Clasificación de los seres vivos. Los virus

 

 

EÓN FANEROZOICO

Vivimos en el Eón Fanerozoico. Han pasado 4000 millones de años y la Tierra comienza a convertirse en un planeta habitable. La Tierra ha necesitado invertir el 80 % de su historia para la siguiente aventura evolutiva: La Vida.



LA EVOLUCION BIOLÓGICA

Las bacterias y algas verde azules (células procariotas), surgieron hace unos 3500 millones de años. Estas necesitaron casi 2000 millones de años para preparar un nuevo escenario lo suficientemente rico en oxígeno para que naciese un organismo con el que comenzar una nueva escala evolutiva: la célula eucariota.

La verdadera  evolución biológica comienza con la explosión de Vida producida por la diversificación y multiplicación de los organismos pluricelulares nacidos de la célula eucariota.

Comienza la evolución biológica, pero ni la evolución química ni la geológica, se han detenido en la Tierra.  La aparición de una nueva evolución, así como la aparición de nuevos elementos u organismos, no implica la desaparición de lo anterior.  La evolución de la materia, es un todo con diferentes manifestaciones, que se armonizan entre si y que están interconectadas.


MOVIMIENTOS GEOLÓGICOS


La Tierra es un planeta vivo. Tiene en su interior una considerable energía interna (calor interno) que mantiene al planeta en actividad geológica  y su núcleo, su manto y su corteza están en continuo dinamismo.

Todo el interior del planeta está en movimiento. Las zonas más calientes se expanden, pierden densidad y suben. Luego se enfrían, vuelven a hacerse densas y descienden. Este flujo de material al  chocar con la superficie,  rompe la litosfera que es sólida, rígida y fría. Esta capa, la litosfera, tiene unos 100 Km.  de grosor y comprende la corteza terrestre y una parte rígida y superficial del manto superior de la Tierra. Al fragmentarse la litosfera se forman las placas litosféricas que se acoplan entre si como las piezas de un mosaico o puzzle.

Estas placas han ido variando en número, tamaño y forma a lo largo de la historia de nuestro planeta. Actualmente hay siete grandes placas y alguna más de menor tamaño.

Las placas litosféricas son como grandes balsas interconectadas sobre las que cabalgan los continentes, los cuales se alejan entre si, se acercan, incluso chocan y se forman supercontinentes que a veces son únicos en la Tierra y se llaman PANGEAS.

La formación de una pangea altera una serie de procesos geológicos y biológicos en el planeta. El  movimiento de las placas producen  variaciones relativas en el nivel del mar (regresiones y transgresiones marinas) y variaciones del clima global, con grandes glaciaciones.


Cuando en el planeta hay una activa construcción de cordilleras como consecuencia de una mayor actividad geológica, decimos que estamos en un periodo geológico de orogenia (construcción de montañas), la cual puede durar varias decenas de millones de años.


Todos estos cambios:  climáticos, con glaciaciones, sequías, etc.. geológicos con orogenias, erupciones volcánicas, inundaciones marinas, movimientos continentales, etc.; y otros como oscilaciones en  el eje magnético de la Tierra, cambios en la fuerza de gravedad y en el magnetismo de la Tierra,  o los producidos por el impacto de un meteorito; influyen profundamente  en los organismos vivos, produciendo grandes transformaciones con extinciones en masa y posterior adaptación y diversificación de nuevas especies.


Las dos orogenias más recientes han sido la herciniana, en el Carbonífero (hace unos 300 millones de años) que ha dado lugar, entre otras cordilleras, a los Apalaches y Urales, y la alpina la más reciente, en el Terciario (hace unos 65 millones de años), que ha originado las cordilleras actuales más representativas, como los Alpes, los Andes, las Montañas Rocosas y el Himalaya, las cuales son las más jóvenes, abruptas y menos erosionadas del planeta.

También como consecuencia de las enormes tensiones que se producen por la fricción de las placas en sus bordes, se producen todo tipo de manifestaciones geológicas, tales como terremotos y volcanes.



CLASIFICACIÓN DEL EÓN FANEROZOICO


Con la evolución biológica se produce una aceleración en el proceso evolutivo. También tenemos más datos y por tanto necesitamos multiplicar las divisiones del tiempo geológico. Así dentro de este último eón, se distinguen tres eras: PALEOZOICA, MESOZOICA Y CENOZOICA, que a su vez se dividen en PERIODOS  y estos en ÉPOCAS.

 

CLASIFICACIÓN DE LOS SERES VIVOS


LOS CINCO REINOS


Un ser vivo es capaz de nutrirse, relacionarse con el medio en el que vive y reproducirse. Todas las formas de vida conocidas se reúnen en grandes grupos, a los que llamamos Reinos. Todos los individuos del mismo Reino tienen las características básicas iguales. La clasificación más utilizada agrupa los seres vivos en cinco Reinos:  Moneras, Protistas, Hongos, Animales y Plantas.

 

Los organismos heterótrofos (del griego hetero, otro, desigual, diferente y trofo, que se alimenta), son aquellos que deben alimentarse con las sustancias orgánicas sintetizadas por otros organismos.

Los seres autótrofos son organismos capaces de sintetizar sus alimentos esenciales a partir de sustancias inorgánicas.


LOS VIRUS:

Los virus no se nutren, ni se relacionan. Para hacerse copias de ellos mismos necesitan, de forma obligatoria, la intervención de una célula. Por ello, los virus no son seres vivos. Este es el motivo por el que no aparecen incluidos en ningún Reino en los que se engloban los seres vivos.

 

PRECÁMBRICO

 

ERA PALEOZOICA

erthzel@yahoo.es

MANAEL